BellezaInspo

Stop Body Shaming x Studio Chevrel

Por agosto 19, 2021 No hay comentarios

Abordaré este tema desde mi punto de vista, porque puedo y porque he sido víctima, de terceras personas, pero lo más importante es que yo mismo me he hecho body shaming.

Para los que no estén familiarizados con el término body shaming, la traducción al español sería algo así como “humillación corporal”.

Una de las formas más frecuentes de bullying, es atacar a la víctima criticando su apariencia física, todo esto derivado de una sociedad que por muchos años buscó imponer un estereotipo de cuerpos perfectos a través de la televisión o el cine; estos son cuerpos atléticos, en el caso de los hombres con todos los músculos marcados, altos y de tez blanca; en el caso de las mujeres también de tez blanca pero llenas de curvas, buscando medidas casi “perfectas”.

Afortunadamente de unos años para acá, la sociedad ha tratado de combatir esos estereotipos, llevando cuerpos más diversos a las pantallas, a las revistas y sobretodo a las redes sociales, donde uno busca sentirse identificado con alguien similar a nosotros.

Y claro que siempre habrá cuerpos atléticos, delgados y gordos, aquí el problema radica en que ninguno de nosotros tenga la audacia de criticar el cuerpo de otra persona, ¡Ni que no tuviéramos espejos pa’ ver que estamos gordos!.

Ojo, el body shaming tampoco puede venir de nuestra parte, es una lucha casi diaria de aceptar y amar nuestro cuerpo así como lo tenemos, con curvas, con piel de más, con estrías y cicatrices, porque cada una de ellas es digna y valiosa. Como siempre le digo a mis amixes. Embrace your shit!.

Y justo de esto va la última campaña de Studio Chevrel, donde Edgar Chevreuil, a través de su lente retrata personas con todo tipo de cuerpo, aceptándolo y amándolo, todas las formas son correctas y válidas. 

La campaña va dirigida a dos tipos de personas, primero a todas aquellas que han sufrido por tener un cuerpo diverso, a ti, te decimos que no eres el único, pero si eres único, tú tienes un cuerpo perfecto, y nada ni nadie tiene porque hacerte sentir o pensar lo contrario.

El segundo tipo de personas a las que va dirigida, es a todas aquellas que en algún punto han hecho algo para que alguien se avergüence de su cuerpo, a ellas las invitamos a que por un minuto se den cuenta del daño que están causando, y que es mejor callar y pensar antes que hablar.

¡Acá las padrísimas fotos!

 

Comentario

Comenta

Deja un comentario